Nueve ideas para ahorrar en comida al viajar

En vacaciones no todo es sacrificio, casi todo el mundo se permite ciertos "gustos" o lujos que no son comunes en su vida diaria. Y la comida propia de cada destino es uno de ellos. Por eso no se trata de caminar por las calles de un destino y no comer nada, pero sí ser prudente para que no te excedas y las vacaciones no sean un recuerdo desagradable por un gasto sin control.

Aquí te presento 9 ideas que te ayudarán:

1 - Si viajas en barco, llevas ventaja. Desayuna fuerte y si estás corto de presupuesto, haz una merienda en el destino, en alguna cafetería que frecuentan los locales o en la calle y come al regresar al barco.

2 - No descartes la comida en kioscos de la calle pensando que es mala o sin higiene. Especialmente en la mayoría de países de Europa, te sorprenderá saber la calidad, variedad y precios de la comida de la calle y sucede lo mismo en otros lugares. Oriéntate sobre el tema antes de viajar.

3 - Si visitas varios destinos y uno de ellos es conocido por un plato famoso, separa presupuesto para probarlo, pero no tiene que ser en un restaurante de lujo. Además hay una regla que no falla, compra porciones de tapas o aperitivos; son más económicas y puedes probar varias a la vez.

4 - Come en restaurantes donde hayan especiales anunciados. Pregunta de qué se trata  y lo que incluyen. Cuidado con los menús de turistas por un precio fijo, a veces son "trampas de visitantes" y podrías salir pagando más de lo esperado.

5 - Si viajas fuera de Estados Unidos pregunta lo que no está incluido. En muchos lugares te ofrecen apetitosos y calientitos pedazos de pan y te cobran no solo el pan, sino hasta la mantequilla. En muchos de esos sitios no por engañarte, simplemente es cultural.

6 - Otra regla que no falla es ¡cuidado con las bebidas! A veces gastas más en eso que en las comidas. Igual puede pasar con los postres. Para ahorrar en esto último, es buena idea uno para compartir, además así no sufres con las calorías extras.

7 - A veces lo importante no es la comida, sino la experiencia de sentarte en un lugar, por ejemplo para ver el mar, como pasa en las islas griegas de Mykonos o Santorini, entre otros sitios. No tienes que pedir un menú completo o un plato sofisticado y costoso para pasarla bien, puedes comer sopas, ensaladas, el plato del día, pizzas… Por regla general los platos más costosos son los mariscos y ciertos cortes de carne.

8 - Aléjate de los lugares turísticos, camina un poco más allá de donde están las tiendas de souvenirs y donde están los monumentos. Por lo regular ahí están los restaurantes más económicos donde comen los locales, y los sabores más auténticos.

9 - Si te hospedas en hotel, reservan los que incluyen desayuno. Pero si no, asegúrate que al menos tengan nevera y microondas. Es ideal tener bebidas en la habitación, incluyendo agua, jugos o refrescos, además de vino o cervezas si tomas alcohol. Cómpralos en cualquier supermercado local, que siempre serán más económicos que en el hotel. También compra meriendas o productos para una cena ligera o desayunos, si no los tienes incluidos.

Para más información comunícate con Los Expertos en Cruceros al:

787-751-5959, (isla) 800-981-5959, (us) 800-388-0620

¡# 1 en cruceros en todo Puerto Rico!

 

Comments

No comments made yet. Be the first to submit a comment
Already Registered? Login Here
Guest
Friday, 25 September 2020